RECAÍDAS AL JUEGO

Recomendaciones en caso de recaídas


(César Sánchez-Bello.)
  • PARARSE, OBSERVAR Y ESCUCHAR
    • Lo primero que se debe hacer cuando se ponga una moneda en la máquina o cuando se inicia una conducta de juego después de un tiempo de abstinencia es pararse, observar la cadena de conductas anteriores que se han producido y romperla haciendo alguna cosa diferente, por ejemplo cambiando de situación. Recuerda que una recaída puntual nos está diciendo que alguna cosa va mal en la recuperación terapéutica
    ​​
  • TRANQUILIZARSE.
    • Seguramente después de la recaída puntual te sentirás culpable por lo que ha pasado. Esta reacción es normal, pero nunca se ha de emplear para bajar la guardia y perder el control, ya que nos llevaría a una recaída importante. Hay que darse tiempo para que este efecto, cuando aparece, vaya disminuyendo sin evaluarlo negativamente. Hay que asumir el papel de un observador objetivo, en la medida que sea posible, y esperar que la reacción pase. Cualquier cosa que se haga no ha de guardar ninguna relación con el juego. Recuerde que una recaída puntual no significa que no tengas fuerza de voluntad, o que seas débil con el juego. Considérelo como una oportunidad para aprender
    ​​
  • RENOVAR EL COMPROMISO
    • Para eso habrá que seguir los pasos siguientes:
      • Desarrollar un diálogo interno para resolver las contradicciones, recordando los motivos para dejar de jugar cuando iniciaste el tratamiento
      • Mirar todos los objetivos que se han ido cumpliendo durante el tiempo en que has estado abstinente
      • Pensar en los beneficios, a largo plazo, que se obtendrán si no juega
¿Crees que realmente una recaída puntual puede anular todas las mejoras terapéuticas que has conseguido hasta ahora? Renueva el compromiso terapéutico
  • ANALIZAR LA SITUACIÓN QUE LO HA LLEVADO A LA RECAÍDA PUNTUAL
    • No tienes que centrarte en el sentimiento de culpa por lo que ha sucedido, pues estar pendiente sólo de los fracasos personales disminuye la habilidad de afrontar con éxito la situación. Es bueno que te preguntes:
      • ¿Qué hechos te han facilitado jugar?
      • ¿Qué señales de aviso has tenido antes de jugar?
      • ¿Qué situación de alto riesgo te ha facilitado jugar?
      • ¿Has intentado afrontar la situación antes de jugar?
      • Si no lo has hecho, ¿por que?
      • ¿Qué se puede hacer la próxima vez para afrontar con éxito la situación?
    ​​
  • VISUALIZA TODA LA ESCENA
    • Imaginando que afrontas las situaciones de riesgo sin ceder al impulso de jugar
  • DESARROLLA DE FORMA INMEDIATA UN PLAN DE RECUPERACIÓN
    • Evita cualquier situación de riesgo en el juego, por ejemplo paseando, haciendo ejercicio físico, etc; haz alguna cosa buena para ti mismo o bien para los demás, así podrás equilibrar los efectos negativos de haber jugado
  • BUSCA AYUDA: FAMILIA, TERAPÉUTAS, AMIGOS

Dirección

Autopista Norte No. 87 - 33 Bogotá, D.C. - Colombia
QUEREMOS CONOCER TU CASO

Si conoces a alguien que requiera nuestra ayuda o tu quieres comunicarte con nosotros, dejamos a disposición nuestros números a los cuales se puede comunicar o puede diligenciar el siguiente formulario y pronto estaremos en contacto con usted ¡Gracias por confiar en nosotros !