MUJERES JUGADORAS

Recomendaciones para Mujeres Jugadoras


(M. Garrido, P. Jaèn y A.Domínguez. 2004.)
  • Las mejores madres también tienen problemas. El mejor ejemplo para los hijos no es tener problemas que tal vez una no puede solucionar sola
  • ​​
  • Ser jugadora no significa ser incompetente como madre, esposa, ama de casa, etc. Es signo de tener un problema que tal vez no puede solucionar sola
  • ​​
  • El manejo del dinero en la familia y de manera especial en las familias con problemas de juego es una área muy importante y sensible. El objetivo es desarrollar la confianza y la autonomía, y no la persecución o la critica. El control en el manejo del dinero solamente podría conseguirse sobre la base del respeto y el cuidado máximo de la dignidad de la persona que juega
  • ​​
  • El esposo no es culpable de la adicción de la esposa, aunque puede ayudar a que la situación mejore sensiblemente. La dinámica de la culpabilización mutua no es muy útil
  • ​​
  • Ayudar a la mujer que juega no quiere decir asumir las responsabilidades de ella, sino ayudarla a reflexionar sobre el modo que estaba realizando las cosas
  • Hablar con los hijos sobre el problema suele ser una ayuda para tranquilizarles y ayudarles a que cuenten con más herramientas para comprender y colaborar sin que tengan que sentirse como amigos o enemigos
  • ​​
  • La ludopatía es un problema al que se llega involuntariamente
  • ​​
  • Nadie quiere ser adicto, ni perjudicarse o perjudicar a los otros.

Preguntas Reflexivas

A la jugadora

  • ¿Qué cosas han cambiado de mi vida desde que empecé a jugar?
  • ¿En que debería cambiar para mejorar mi vida?
  • ¿Qué espero de los demás ante la situación en que me encuentro ahora?
  • ¿Tener problemas con el juego, significa ser mala madre?
  • ¿Con que relaciono mi dificultad para controlarme y que debo hacer?
  • ¿Qué cosas me ayudarían a dejar de jugar?

Al esposo

  • ¿Sería diferente como afrontaría el problema del juego si yo fuera el jugador?
  • ¿Como me siento de ser esposo de una jugadora?
  • ¿Estoy ayudando a mi mujer o más bien me estoy protegiendo a mi mismo?
  • ¿Me siento responsable de su problema? ¿y de su rehabilitación?
  • ¿Con que relaciono mi dificultad para controlarme y que debo hacer?
  • ¿Será que puedo respetarla como esposa y madre a pesar del problema del juego?

A la jugadora

  • Qué hace a mi madre tan frágil al juego?
  • Qué tendré que hacer por mi madre para que deje de jugar?
  • Qué me gusta de mi madre independientemente del juego?
  • Que tendré que hacer para que las relaciones entre mis padres estén mejor?
  • Cómo podría hablar con mis hermanos del problema del juego de mi madre?
  • Para qué y por qué debo hacer de madre cuando mi propia madre tiene problemas con el juego?

Dirección

Autopista Norte No. 87 - 33 Bogotá, D.C. - Colombia
QUEREMOS CONOCER TU CASO

Si conoces a alguien que requiera nuestra ayuda o tu quieres comunicarte con nosotros, dejamos a disposición nuestros números a los cuales se puede comunicar o puede diligenciar el siguiente formulario y pronto estaremos en contacto con usted ¡Gracias por confiar en nosotros !